Translate

miércoles, 29 de abril de 2015

JESUS HACE UNA PREGUNTA A UN PARALITICO

     El paralítico de Betesda 
 "Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.
Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.  En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.  Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.  Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.  Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.  Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día". JUAN 5: 1-9  
 

EL PARALITICO


     La gran pregunta que Jesús hace a este hombre es : "¿quieres ser sano?. Es como si a una persona se le preguntase: ¿desea usted que le otorgue el premio mayor de la lotería?, bueno esta ilustración es solamente, una alegoría, ya que a muchos no  le gustaría sacarse la lotería debido a los innumerables problemas que esto conllevaría. Pero aquí Jesús le dice esto a un hombre enfermo y postrado, dice la Biblia, durante 38 años. ¿Que le pasó a este hombre que había caído paralitico? No soy doctor, pero me imagino que le habría caído alguna enfermedad como la poliomielitis y posiblemente este seria una causa para su enfermedad.


  • Pero también veamos que este hombre, quería ser sano, ya que se encontraba en un lugar en donde había la sanidad que él requería; el evangelista Juan no dice porque la gente creía esto del ángel, esto no era lo importante, era le fe popular de creer que ahí existía un momento para recibir un milagro, y ahí en ese lugar habían muchos enfermos con la  misma intensión. Ellos no se habían rendido a la enfermedad que tenían, lo importante es comprender que ellos andaban buscando un milagro, para la salud de sus cuerpos enfermos, y posiblemente Juan acompañaba  ese día a Jesús, ya que es el único que lo relata, él lo vivió y lo narra en su evangelio. 

     ¿Pero cual era el problema de este hombre?, él tenia fe,  lo llevaban todos los días a este estanque con el fin de ver la posibilidad de un milagro,  tenía fe, pero esa fe no podía con el movimiento, ya que el primero que entrara ese era sanado. Imagínese que usted esta frente a la solución de su problema de salud, pero le falta algo, le falta dar el último paso para que su milagro se le cumpla, falta un requisito para que eso ocurra y eso es la movilidad, este hombre no podía moverse , alguien tenía que llevarlo y esa era la solución.

     Cuando  Jesús le pregunta al hombre: ¿Quieres ser sano? este hombre pensó en su mente humana que este ser que estaba al frente suyo lo quería ayudar, que la solución había llegado a sus pies, este hombre quizá pensó; él me va a llevar cargado para que yo sea sanado. Y así son nuestros pensamientos, muchas veces éstos no son los pensamientos de Dios, nosotros queremos que las cosas se hagan a nuestra manera, como nosotros lo queremos así, y muchas veces hasta QUEREMOS GUIAR A DIOS QUE ASÍ ÉL LO HAGA, en nuestras oraciones guiamos a Dios y le decimos como queremos que él nos haga las cosas, ponemos los parametros, ponemos los detalles, y parecería que Dios es nuestro juguete, que lo dominamos porque así oramos, o porque elevamos la voz, o hablamos fuertemente para impresionarlo, o lo salmodiamos. Pero Dios es Omnipotente, él hace las cosas como quiere, no se somete a los caprichos del hombre. No hace caso de lo que le sugerimos, él es TODOPODEROSO, y ni tú ni nadie va a quebrantarle SU VOLUNTAD, por mucho que lo sobajees. 

      Jesús sentencia:"Levántate, toma tu lecho, y anda". Mira que cosa mas difícil, decirle a un hombre paralitico, levántate. Aquí Jesús no le dio oportunidad a este hombre a que sepa quién era él, no le dio su biografía, no le dio un mensaje de arrepentimiento, este hombre no sabía ni su nombre, que fe puede decirse que este hombre podría tener, ninguna, porque él solo tenia la fe puesta en que si llegaba primero al agua era sanado, su fe estaba puesta en otra cosa, aquí no hubo fe, Jesús no preguntó si tenía fe para ser sanado. AQUÍ HUBO LA ACCIÓN PODEROSA DE UN MILAGRO, Jesús lo sanó al instante y este hombre supo en su cuerpo y su mente que algo había cambiado en su cuerpo, que ahora ya sentía sus piernas, que ahora podía caminar y  lo supo en su espíritu. Primero se levantó, luego tomó su lecho, esto es recogió su cama, observe como fue diferente este hombre de otros que recibieron de Jesús algún milagro, no hizo alboroto,  tomó despacio su lecho y luego anduvo, camino por primera vez en 38 años. ¡Que lindo milagro!, hay mucha gente que le dice a otra que crea en un milagro y nada sucede, es acaso Dios mentiroso, Dios cuando te sana te sana y punto, él no te miente, no te hace medio milagro, no te hace el 25% del milagro, Dios obra totalmente, así como te salva totalmente, así te sana, jamás Dios te mentirá, jamás él te dirá que estas sano y sigues enfermo, él no es politico mentiroso , ni ruin charlatán, Dios es Dios y los demás son cuento. Hay mucha gente que le dice a otra, siga creyendo y el hombre sigue enfermo,. es que acaso Dios es mentiroso, es acaso que Dios no quiere sanarte, Dios cuando te sana  te sana de verdad, el milagro te lo hace completo, Dios no miente y no necesita de tus mentiras, este hombre supo en su espíritu que Dios lo había sanado y se levantó, tomó su lecho y se fue. No supo que era Jesús el que lo había sanado, los judíos comenzaron a preguntarle quien lo había sanado y él no lo sabía. 

  •      Dios es maravillosos, este milagro rompe las reglas humanas, las reglas de fe y las reglas de todo, es un milagro no pedido por el enfermo, es un milagro hecho por la VOLUNTAD SOBERANA DE DIOS, un milagro inmerecido, pues no hay mérito en este hombre pues muchos buscaban la sanidad y no la hallaron, mas a este hombre Jesús lo escogió para darle la sanidad a su cuerpo. Hoy amigo, tienes la oportunidad de ser escogido por Dios, Dios quiere hacer el más grande milagro en tu vida: el quiere salvarte y darte la vida eterna. Realizado por: Rafael Grijalva

No hay comentarios.:

Publicar un comentario