Translate

martes, 16 de diciembre de 2014

JESÚS, EL CAMINO QUE LLEVA A LA VIDA


«Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.» (Mateo 7:14)

JESÚS,EL CAMINO DE VIDA


     Que hermosas palabras de nuestro Señor Jesucristo, hoy sabemos cuál es el camino y cuál es la puerta que conducen a la vida eterna, después de 2000 años sabemos hoy que ese camino es Jesucristo ─cuando dijo nuestro Señor estas palabras─  se las dijo a sus discípulos y ellos todavía no habían presenciado la muerte y resurrección de nuestro Señor, pero lo que más me duele en mi corazón es que muchos de los que he conocido aún dudan y no saben cuál es el camino que conduce a la vida eterna y creo que peor aún muchos creen que este no existe. Para aquellos que no lo saben este mundo les ofrece la otra puerta Jesús dijo: «porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; » (Mateo 7:13), que pena es saber que muchos irán no a la vida eterna con Cristo, sino que irán al infierno, que pena será que cuando los quiera ver en el cielo,  no los encuentre porque escogieron el otro camino. ¿Por qué pasa esto? Muchos piensan ─porque Satanás los ha engañado─ que no existe el infierno, otros que Dios a final de cuenta se arrepentirá y no permitirá que ninguno sea echado en el infierno. Otros piensan que esto no puede ser posible ya que Dios, es un Dios lleno de amor y misericordia y que todo esto es un invento del ser humano, del fanatismo religioso, de la mente obsesiva de algunos fanáticos, muchos dicen «pero si aquí mismo es todo, no existe infierno, todo se paga aquí». Qué lástima que nuestros propios hijos se pierdan y no crean en la consecuencia de ir por el camino ancho y espacioso, pero nuestro Señor lo afirmó, que él es la puerta, si alguno no entra por esta puerta no entrará en la vida eterna. Algunos corrompidos teólogos han formulado la teología de los «salvos siempre salvos» y manifiestan que una vez que han aceptado a Cristo jamás ya nunca perderán su salvación, no importa cuanto pequen, nunca Dios les quitará nada, así es que pueden pecar a diestra y siniestra y nada pasará ─y esto enseñan en sus iglesias─, que no importa como lleves tu vida, que lo importante es no odiar a nadie y no meterse con nadie y todo va a estar bien.

     Cristo dijo que el camino suyo es «angosto» o sea que es difícil, aún a los ricos les dijo que les sería imposible entrar en el reino de los cielos a causa de la idolatría que tienen a sus riquezas “Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.» (Mateo 19:24),  qué difícil es creerle a Cristo.  Satanás y el mundo han pervertido a muchos creyentes y  se han desviado, ahora las escrituras para muchos no son importantes, escuchan y leen a grandes maestros hinduistas, leen la filosofía oriental, hace algunas semanas escuche a un psicólogo hablar por televisión de que él era cristiano-hinduista, imagínese mesclar el cristianismo con el hinduismo, es decir que hoy en día existen personas que creen ser cristianos, que creen en Cristo y al mismo tiempo en Buda, nuestro Señor con razón dijo: «Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?» (Lucas 18-8), si fe, porque la fe se habrá acabado, se habrá agotado en algunos a los que los conceptos verdaderos se habrán tergiversado tanto, que ya ni la Biblia tiene autoridad para decirles lo que es verdadero. Una vez escuche decir a alguien que la Biblia tiene errores, que es inexacta, que no existen los verdaderos originales, que lo puse aquí y no lo encuentro, es decir un sinnúmero de argumentos para decir que la Biblia no es el derrotero moral que Dios le dio al hombre para andar en su voluntad.

UN ENGAÑO PROGRAMADO

     Si yo en este tiempo pusiera una mujer desnuda o una modelo con un vestido sugestivo en la red, internet o alguna red social, tendría millones de vistas en algunos meses, pero si pongo algún versículo de la Biblia, nadie sino unos cuantos pondrían que me gusta, esto significa que el mundo triunfa en la mente de los hombres que las cosas de Dios. Satanás ha ganado la batalla en estos momentos, ya que él ha orquestado un sinnúmero de cosas que agradan más a los ojos de los hombres, que leer un versículo de la palabra de Dios, si alguien predica la palabra, los que lo ven son apenas unos cuantos, pero si algún brujo dice que el 31 de diciembre del 2014 se va a acabar el mundo, eso sí es historia y en seguida causaría furor en las redes sociales. Y así sería innumerables, las cosas en que Satanás ha influido en los cristianos, hay cristianos que en lugar de leer primero la Biblia, lo primero que revisan es el horóscopo del día, y leen lo que un mentiroso les cuenta desde algún lugar del mundo lo que les va a suceder hoy. A lo sublime de Dios le dicen que es un horror y  a lo horroroso delante de Dios le dicen que es sublime y hermoso. « ¿Hallará fe en la tierra?» resonarán estas palabras hasta cuando Cristo venga.

UNA ALINEACION TRAIDORA

     Hoy es más fácil que los cristianos se alineen con el mundo a que se alineen con Dios, ahora lo mejor es ser ambivalentes, lo mejor es ser sociable, es ir con la corriente, es caer bien en lugar de mal, ser buenitos en lugar de ser intemperantes, Pablo le dijo a Timoteo «que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.» (2da. Timoteo 4:2), no desmayes en predicar, en exhortar, en redargüir, en edificar, pero hoy la iglesia se cansa de predicar y de ser constante y estamos acostumbrados a ser sociales, a ir con la corriente, a ser buenitos, pero jamás a abrir nuestra boca y decirle ni siquiera un amigo, «oye, ese camino que llevas te lleva al infierno» porque te tildará  de chiflado, y quizá deje de ser tu amigo o nunca te hable ya más.

     Leí un testimonio de una hermana, en el cual cuando su padre se hizo hermanito, el mundo lo abandonó, perdió trabajo, el mundo lo despreció y dejó de ser valioso para su círculo íntimo, para la sociedad que antes lo había acompañado y recibido, su retribución fue que se terminó su trabajo y literalmente se arruinó. Daba pena leer el testimonio de esta hermana, acerca de su Padre, pero yo me pregunto: ¿qué camino escogió este hombre? El escogió el camino estrecho, la puerta angosta, la de dificultades y siguió a Jesús, a pesar de todas las circunstancias, le dejó un legado y testimonio a su hija, que para seguir a Cristo hay que escoger el camino y la puerta angosta, pero él, el padre de esta hermana, comprendió que Jesús era el camino que lo llevaría a la vida eterna, él todo lo dejó por Cristo, dejó la comodidad y la gloria de este mundo, y escogió el camino correcto. Pablo dijo que Moisés había escogido gozar «el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.» (Hebreos 11:26) y que esto para él fue un gran honor, y así creo que fue lo que descubrió el padre de esta hermana, él descubrió lo mejor, los vituperios de Cristo, ¿Qué escogerías tú?

UN FINAL DEMOLEDOR

     ¿Pero cuál será el final de la historia de nuestras vidas? ¿Cómo terminaremos?, me causa tristeza y dolor escuchar de algunos cristianos que dicen que todos moriremos de manera igual y que todo va a ser igual, que nada es importante, qué dolor será cuando ya sea demasiado tarde y entres en la tumba y mueras y despiertes como el hombre rico, y te veas en el infierno, qué dolor será cuando comprendas que cuando leías estas palabras, estimado lector, te burlabas de ellas, allá las recordarás, y dirás ¿por qué escogí este camino?, el camino de los vituperios de Cristo era el mejor, al igual que Moisés escogió el galardón, debí haber escogido así, y entonces llorarás. Pero ahí vendrán a tu mente estas palabras que leíste y estas palabras que Dios me guío a decirte, serán las que te juzguen, ya que despreciaste los vituperios de Cristo y escogiste el camino ancho y espacioso, y perdiste la oportunidad que te daba el Señor. Pero quizá no todo esté perdido, quizás digas, estimado hermano Rafael, Dios ha tocado mi corazón en este momento y deseo escoger los vituperios de Cristo, entonces te diré oremos, di conmigo estas palabras: Padre celestial acepto a Cristo como mi salvador personal, escojo el camino angosto, escojo los vituperios de cristo, pero líbrame de la condenación eterna, líbrame del infierno, perdona mis pecados, lávame y hazme una nueva criatura. Si tu hiciste esta oración y te arrepentiste de todo corazón, Dios escuchó esta oración y te perdonó, no lo digo yo, lo dice la Biblia, de aquí en adelante sigue a Cristo­; te aconsejo que compres una Biblia y la leas diariamente, diariamente ora a Dios y encomiéndate a él y asiste a una iglesia evangélica cristiana, en donde se predique la sana doctrina, el evangelio completo de Dios. Dios te bendecirá de aquí en adelante, Dios te bendiga, escríbeme y cuéntame tú también tu testimonio. Amén.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario