Translate

domingo, 2 de noviembre de 2014

DAR GRACIAS EN TODO...

"Dar gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús".
(1a.Tesalonicenses 5:18)
DAR GRACIAS EN TODO

     Parece ser que estas palabras salen de nuestra comprensión, porque por cualquier circunstancia dar gracias, esto sería "entendible" si todo va bien, si estamos en prosperidad económica, pero dar gracias por las cosas malas es incomprensible. Todavía el apóstol añade: que esta es la voluntad de Dios para con nosotros; ¿cómo se comprende esto? ¿Dios necesita que le agradezcamos por todo? sea bueno o malo lo que nos suceda, nos parece que no está dentro de la lógica a simple vista.
     Siempre hemos atribuido que las cosas malas que nos pasa, es por obra de Satanás, y jamás nos hemos enterado (quizás para algunos) que aún en estas circunstancias, Dios pretende que demos gracias. Y peor todavía, que esta sea su voluntad para con nosotros. ¿Pero, por qué? Creo sinceramente que esto se trata de señorío, o sea de someternos al señorío de Dios, de poder comprender que si estamos bajo su poderosa mano y portentosa sombra, todo lo que nos pase será por la voluntad permisiva de Dios. Job, el patriarca, dijo en su libro "recibiremos de Dios solamente el bien y no el mal", dando a entender que se sometía al señorío de Dios, sea en las circunstancias que sea.
     Job, había gozado de los beneficios de Dios por largo tiempo, había gozado de su misericordia y de su bondad, tal era la confianza de Job en Dios que dijo estas sensibles palabras aún después de haber perdido a sus hijos y todas sus posesiones. ¿Quién podría ser como Job? ¿quién podría soportar tanto como él? y de añadidura le vino una enfermedad maligna, una sarna, tal así que tomaba un tiesto y se rascaba. Su mujer le dijo: "ya maldice a Dios y muérete", que precioso consejo en medio de tanta adversidad, su propia mujer lo acabó sicológicamente, aquella que debió darle el aliento para seguir, lo terminó.
     Job no dejó de confiar en Dios aún frente a estas vergonzosas circunstancias y no dio su brazo a torcer. Este ejemplo de la Biblia nos habla perfectamente, que el Señor frente a cualquier circunstancia nos dice que estemos contentos.
Saulo y Silas estaban encarcelados, y en lo profundo de sus celdas encadenados al cepo, ahí cantaban himnos al Señor, ¡qué locos! (diría alguien),  -¡yo no podría cantar ni en la ducha si me doliera el estomago! Pero he aquí estos dos discípulos lo hacían, daban gracias a Dios en medio de la adversidad.
     Dicen que los cristianos al morir en el coliseo romano esperaban la muerte cantando, el mundo romano se asombró de estos testimonios y comenzaron a ser ganados para Cristo.
Pablo, a estos tesalonicenses les dice que den gracias a Dios en todo, ellos estaban siendo perseguidos por el Imperio Romano, por los Judíos, por la gente y aún así, les pide que den gracias a Dios en todo, y les expresa que ésta es la voluntad de Dios.
Creo firmemente que para ser cristiano hay que ser valiente, Dios nos demanda mucho, pero déjame decirte que Dios te ha dado de su Espíritu Santo, te ha dado  su fortaleza para seguir, él no nos abandona, nos da fuerza en medio del dolor y la incertidumbre, nos da poder, poder de Dios, para resistir la adversidad, para dar gracias a Dios  en todo tiempo, sea este bueno o malo, adecuado o inadecuado, justo o injusto. Pablo dijo:¿quién me apartará de su amor?, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna cosa creada me apartará de su amor. Aun en la misma muerte el rey David dijo: No temeré mal alguno, tu vara y tu cayado me infundirán aliento.      En esas pruebas difíciles, el amor de Dios está con nosotros, en los problemas y angustias, puedes estar seguro que está contigo, y aún mas allá te espera con los brazos extendidos porque te ama, te ama y te amará para siempre, no te abandonará jamás.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario